El pasado mes de mayo se celebró en Valencia el II Spring Yoga Festival. A lo largo de los días, se realizaban sesiones de yoga en el cauce del río Turia.

Con este festival, se pretendía acercar el yoga y sus beneficios a la sociedad, ya no solo a los más yoguis, sino a los no iniciados que vieron, gracias a las demostraciones de los profesores y participantes, que el yoga es un deporte muy gratificante. Además de esto, el II Spring Yoga Festival, estaba adaptado para personas con diversidad funcional y discapacidad audiovisual. El hecho de ver que todo tipo de públicos tiene cabida en este tipo de eventos es algo muy gratificante y es lo que aseguró el éxito de este evento.

La diversidad de las actividades a lo largo de la zona habilitada para el II Spring Yoga Festival era amplísima, por lo que no solo se disfrutaba del deporte, sino de todo lo que esto conlleva.

Nosotros, que no nos perdemos ni una, nos apuntamos al II Spring Yoga Festival, no solo a montar escenarios, no, no. ¡Participamos y todo! Sabiendo lo complicado que tiene que ser dar una clase de yoga con mucha gente, nos pusimos manos a la obra para poder montar el mejor escenario adecuándonos al propio festival. Además de montar los escenarios para las clases al aire libre y a cubierto, se realizaron montajes de escenarios para los conciertos, demostraciones de cocina bio y la adecuación de la zona de gastronomía vegana. No nos podemos quejar, la verdad. Aprender fue la esencia de este evento.

Siempre podéis disfrutar de un vídeo resumen del propio evento que realizamos en Wattussi para el II Spring Yoga Festival, en su web.